Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

Plumas del Arco Iris
Un blog tipicamente litoraleño.

img
img
12 de Septiembre, 2008 · General

Radioteatro I


Radioteatro

(Cuento, 1ª parte)

DEL LIBRO "SEMBLANZAS LITORALEÑAS"

  Hace muchos años era muy común escuchar, por las emisoras de la zona, los radioteatros gauchescos. Recuerdo que junto con mi amigo El Turquito Zajur, compañero de grado y compinche, que por aquellos tiempos tendríamos doce o trece años, no más, escuchábamos por LT7 Radio Goya, durante la tarde, obras con títulos como,El gaucho Tijereta, Juan Sin Miedo, Santo Bermejo “El Matrero”.

 

  Todos los argumentos de aquellas novelas eran similares; el protagonista, casi siempre, era un gaucho perseguido injustamente por una partida policial o por una patrulla militar comandada por un Coronel de un fortín desconocido. En otros casos sufría el ataque de un grupo de facinerosos que actuaban por orden de un acaudalado estanciero, que haciendo abuso de poder, pretendía quitarle la mujer al gaucho de turno.

 

  Ambos teníamos sueños parecidos. El Turquito quería ser el relator de aquellas obras;el hombre que comentaba, con voz clara y potente, lo que iba sucediendo,describiendo minuciosamente el lugar donde ocurrían los hechos. Para eso se necesitaba buena voz y el turco contaba con un buen registro vocal. Actualmentees locutor y animador.

 

  Por mi parte, el sueño que albergaba era ser autor de radioteatro, el guionista. Para crear esos argumentos  hacía falta conocimientos literarios y yo tenía un ¡gran entusiasmo! Requería capacidad creativa y yo contaba con mucho entusiasmo y, sobre todo debía poseer una gran imaginación ya mí lo que me sobraba era audacia.

 

  Una siesta nos juntamos en la mueblería que tenía el padre del Turco y decidimos crear un personaje típico, que con el paso del tiempo sería, según nuestra visión, elpaladín de toda la región. Quizás impulsado un poco por nuestro afán creativo,otro tanto, por la  envidia pueblerinaque, sentíamos por los curuzucuateños porque ellos tenían como héroe a don Clementino Acuña *

 

  Para empezar le buscamos un nombre y, después de pensar más de dos horas decidimos que tendría que ser un nombre poco común y elegimos entonces Rosendo Pereira Achaval. Aquella fue la primera muestra de incoherencia, porque encontrar un gaucho con doble apellido es como hallar una pulga en la oscuridad. Con ese nombre, mas que un gaucho parecía unterrateniente.

 

  En segundo lugar nos abocamos a la tarea de diseñarle el vestuario para que también pueda usarlo en las giras, que supuestamente realizaría por todos los teatros provinciales.

 

  Vestiría todo de negro; bombacha negra, sombrero negro, camisa azabache y poncho oscuro ¿Se imaginan ustedes en Corrientes, cuarenta, cuarenta y cinco grados, todo vestido de negro?

 

  Siguiendola costumbre de aquellas obras, Rosendo debía contar con un buen caballo; de gran alzada. Este iba ser un alazán  que se llamaría "El pollo". Además nuestro gaucho utilizaría como arma un facón caronero que afilaría dos veces por día. ¿?

 Sería oriundo de un poblado lejano y pequeño. Un lugar sin puerto, sin estación de tren, con calles de tierra. Se nos ocurrió, entonces, que ese lugar no podíaser otro que San Antonio.

  Teníamos el nombre, el vestuario, el arma, además un caballo y el origen geográfico, pero faltaban dos cosas, muy importantes para un radioteatro: La cortina musical y el recitado gaucho que identificaría a la obra. Nosotros no teníamos ningún disco.

  Hacía poco tiempo había visitado el país el Presidente de Francia, Charles de Gaulle  y un vecino que era admirador del mandatario galocompró el disco del himno francés y nos los prestó. Tampoco teníamos los versos para el recitado.— Dios proveerá—, comentó el Turco, mientras hacía un ademánc on los cuatro dedos de su mano derecha, como quien aparta algo.

 

  La noticia circuló por todo el pueblo(o sea siete a ocho a cuadras a la redonda)

  El eslogan era: ¡Asoma un nuevo astro en el firmamento correntino! ¡Rosendo Pereira Achaval! Estuvimos a punto de agregar ¡Un gaucho a quien ni el tiempo podrá vencer! Pero nos pareció un tanto ampuloso

  Llegó eldía del estreno. En un galpón abandonado construimos un estudio de radio yoguajá.

  Para dar comienzo pusimos como cortina “La Marsellesa” que duró poco porque enseguida apareció un vecino muy enojado, trayendo un disco en la mano.

— ¡Saquen eso!—Nos gritó ¡Pongan algo nacional,  carajo! Volvió a gritarnos, al tiempo que nos entregaba el disco.

 .Yo lo tomé y lo alcancé a mi compañerito. Cuando miramos la placa, en el marbete, leímos que decía que era de un tal F. Chopin. Por obvias razones también duro poco.

Aquel día, el Turquito debutó frente a un micrófono con estos versos:

Nací en la Pampa Argentina

Como nacen tantos otros

Entre relinchos de potros

Y sombra de sina-sina

La injusticia peregrina

sus espuelas me clavó

mi dura carne sangró

pero mi alma sigue altiva

para jugarme en esta patriada

hasta el último pucho devida

 

 

  Esos versos los habíamos choreado de una novela que se estuvo dando, hasta hacía poco tiempo en una radio porteña.

Con eso quedaba demostrado que nosotros no teníamos talento, que no teníamos imaginación y vergüenza, ¡Menos que menos!

 

  Como era el capítulo inicial pensamos que tenía que ser impactante. Que debíamos conmover alos oyentes en sus fibras más intimas.

Acordamos que nuestro héroe debía enfrentar a tres peligrosos “caponeros” que asolaban la región, (así, se apoda a los cuatrerosde ovejas en la provincia), está gente, según el guión, venía azotando la zona desde hacía tiempo.

 

  El turcocomenzó el relato diciendo:

—Ahí está Rosendo Pereira Achaval enfrentando a esos tres canallas, con su facón caronero en la mano derecha y envuelto en su brazoizquierdo; un poncho

¡Poncho! Que a partir de ahora va a ser ¡ Un muro! Entre Rosendo y ese trío de malvados.

¡Poncho! Que a partir de este instante será ¡Un muro! Entre el bien y el mal.

¡Poncho! Que ahora en mas va a ser  ¡Un muro! Entre la vida y la muerte.

  Se podía deducir que para nosotros, el poncho venía a ser algo así como ¡Un muro con flecos!

 

Continua...

 

*  Leer: Un Jinete de Película.


publicado por negrorobaina a las 20:19 · 1 Comentario  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (1) ·  Enviar comentario
To sensible men, every day is a day of reckoning.
publicado por chi flat irons, el 04.08.2009 21:42
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

Omar P. Robaina

Escribir ensayos, cuentos y novelas cortas, de acción o de suspenso. Realizar investigaciones periodisticas.
Varios libros editados. Premios provinciales y nacionales. Jurado en certamenes nacionales de literatura. Escribe para varios medios.

» Ver perfil

img
.Tópicos
» General (109)
» María Lujan Maciel (1)
img
.Calendario
Ver mes anterior Enero 2023 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Sauceño emperdernido
» Isla chamamé
» Sauceños de Cañuelas
img img
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad